lunes, 26 de julio de 2010

Acuerdos ACTA: hacia la dictadura de las corporaciones


Desde el año 2007 se está negociando, de manera secreta, el ACTA (Anti Counterfeiting Trade Agreement) entre los EEUU, la UE y otros 30 países.

El ACTA pretende ser un tratado para combatir el tráfico internacional de mercancía falsificada pero, en realidad, va mucho más allá. El secretismo con que se está llevando a cabo el proceso de negociación da una muestra de que las verdaderas intenciones de este tratado son mucho más amplias, como veremos a continuación. El conocimiento público de estas negociaciones ha sido posible gracias a las filtraciones de los diferentes borradores del tratado que han hecho algunos de los participantes en las negociaciones a algunas páginas de Internet.

La aprobación este acuerdo, significaría un paso más en la afirmación del poder de las corporaciones sobre las personas y el comienzo del fin de la libertad de Internet. Si el ACTA sale adelante algunos de los pilares básicos del sistema democrático, como la separación de poderes, se derrumbarían. Esto se vería reflejado en una serie de cuestiones como que los poderes policiales propios de los Estados serían desplazados a las empresas privadas; la autoridad de las policías de fronteras se extendería de manera ilimitada pasando por encima del poder judicial; además, proporciona a las empresas farmacéuticas los medios para hacer desaparecer la producción de genéricos de los que depende la vida de cientos de millones de personas.

Tal y como recoge el periódico Diagonal en su web. El ACTA es, principalmente, un tratado de defensa del sistema de logos y, como tal, un tratado en defensa de la virtualización del mercado, de la separación entre el valor material de las cosas y su valor de intercambio. Se trata de una defensa clave para mantener la supremacía de las corporaciones occidentales en el momento en que Occidente está perdiendo su dominio en la manufactura.

Veamos ahora con un poco de detalle algunos de los aspectos más importantes de este acuerdo en lo que respecta a la vulneración de derechos y libertades fundamentales de los seres humanos:

- Acceso a las medicinas. El ACTA amenazará el acceso global a las medicinas a precio reducido de varias maneras. En primer lugar, autoriza a las autoridades aduaneras para incautar productos en países de tránsito, inclusive cuando tales productos no infringen ninguna ley en los países productores e importadores. También limitan las políticas de los Estados a la hora de incentivar la producción de genéricos y, sin embargo, no aporta nada contra la adjudicación de nuevas patentes a medicamentos que no aportan ninguna mejora a los ya existentes (la única mejora es para las cuentas de resultados de las grandes farmacéuticas).
En la práctica esto supone que, por ejemplo, si un país fabricante de genéricos como la India, manda un envío a otro país y, dicho envío pasa por el territorio (aéreo, terrestre o marítimo) de una tercera nación que sea firmante del ACTA, ésta decomisará el envío y detendrá a las personas participantes. Con esto, lo único que se pretende es eliminar la competencia que están sufriendo las corporaciones del sector a costa de la vida de cientos de millones de personas. El beneficio económico nuevamente por encima del bien de la humanidad.

- Ámbito del derecho de propiedad intelectual. El ACTA eliminará los derechos e intereses de los usuarios de Internet y su libre acceso y participación de la cultura, considerado como un derecho fundamental de la humanidad. Por el contrario, otorga plenos derechos a los propietarios de la supuesta propiedad intelectual.
Para ello, se van a eliminar algunos pilares de la sociedad actual como la privacidad y protección de datos, la libertad de expresión, el derecho a un juicio justo y la presunción de inocencia.
Trasladado a la realidad esto significará que las grandes compañías tendrán el poder y el derecho de decidir quién es culpable de infringir sus derechos sin que ninguna justicia estatal tenga la oportunidad de formar parte del proceso. Las corporaciones acusarán, juzgarán, sentenciarán y harán cumplir la condena de cualquier persona que ellos estimen que han vulnerado sus derechos de propiedad intelectual sin necesidad de contar con nadie más en el proceso (ni policía, ni jueces, ni gobiernos).
Si esto se aprueba podemos ir despidiéndonos de la red tal y como la conocemos, porque esto no va sólo contra el p2p, esto va mucho más allá y la consecuencia será que sólo tendrán acceso a Internet aquellos a los que las grandes corporaciones den su beneplácito.

- El proceso democrático. La negociación y aprobación del ACTA se está efectuando fuera de todo marco democrático y en la total impunidad del anonimato.
El proceso de negociación está siendo en secreto incumpliendo toda la legislación internacional al respecto porque de otra manera hubiera sido imposible perpetrar este atentado contra los derechos humanos. Esta negociación NO RESPONDE a ninguna necesidad de resolver problemas en las políticas públicas existentes, sólo responde a la necesidad de extender el control y el beneficio de las grandes multinacionales. Dichas multinacionales forman parte del proceso negociador (de hecho, dirigen a los “políticos-marionetas”) mientras que no hay representación de la sociedad civil como se le presupone a los procesos democráticos.
Es evidente, que la aprobación del tratado exigirá una serie de cambios en las leyes de propiedad intelectual de los países que deberán hacerse sin ningún proceso de negociación y sin ninguna votación. Se deberán hacer por decreto y punto.

En definitiva, este nuevo ataque a la dignidad humana debe ser neutralizado. Esto no es sólo el poder descargar el disco de mi artista favorito, esto va de no dejar morir a millones de personas para que unos pocos se forren aún más de lo que ya están, va del derecho de las personas a decidir su futuro y del derecho a expresarnos libremente, va del derecho a no necesitar demostrar nuestra inocencia a cada paso que demos.

En las siguientes páginas puedes encontrar información sobre qué podemos hacer para intentar parar esta locura:

Nacionred.com , Internautas.org, Laquadrature.net

4 comentarios:

Jose Luis Forneo dijo...

Otro nuevo ataque a la libertad y un nuevo apoyo a la dictadura de las corporaciones. Algo que cada dia se acentua mas con la pasividad de los ciudadanos ¿Hasta cuando la poblacion asistira impasible a su cada vez mas criminal sometimiento?

Raúl dijo...

Lamentablemente, la pasividad parece no tener límites. En esta sociedad tan individualista sólo se reacciona cuando te apuntan directamente a la cabeza. Mientras tanto, todo vale.

Ciberculturalia dijo...

Ya solo por presentar tu blog con una espléndida frase de Thoreau, me ha convencido para hacerme seguidora de tu blog.

Interesantísima entrada que aún me ha puesto más en alerta de lo que últimamente estoy. Seguiré el tema.
Un beso

Raúl dijo...

Gracias por visitar el blog. Hay que estar en guardia porque la información es nuestra principal arma contra aquellos que quieren someternos.