miércoles, 13 de abril de 2011

PUNTOS DE ENCUENTRO

Cualquiera que hoy en día se posicione en contra de la manera criminal en que nuestro mundo es dirigido, puede observar multitud de posiciones ideológicas empeñadas en desacreditarse mutuamente, defendiendo cada una de ellas su supremacía moral con respecto a las otras. Esta circunstancia lejos de producir un intercambio de ideas y estrategias, consigue el efecto totalmente contrario: fortalecer de manera alarmante la corriente ideológica predominante.

Así, vemos constantes descalificaciones entre diferentes movimientos que, si por un momento dejaran de lado estas disputas teóricas, caerían en la cuenta de que tienen mucho más en común de lo que se imaginan.

Independientemente de la posición de partida que cada uno de nosotros puede tener y de la idea de sociedad a la que aspiramos, seguramente, podemos establecer unos puntos básicos en los que todos consigamos ponernos de acuerdo e iniciar a partir de ahí una respuesta organizada a la dictadura del capital en la que estamos inmersos.


Desde aquí, sin otra pretensión que la de expresar unas conclusiones sacadas de la conversación con personas de diversas ideologías opuestas al sistema predominante, queremos reflejar algunos de los puntos en los que nos hallamos en total sintonía.


En primer lugar, es necesario que todos y todas nos pongamos en marcha para hacernos sentir dentro de la sociedad. No es posible que todos nos quejemos de lo mal que van las cosas pero no hagamos nada para revertir la situación. Tenemos claro que la “democracia representativa” actual es un sistema para nada democrático y, por tanto, hemos de guiar nuestros esfuerzos para lograr una democracia participativa, es decir, que nuestras voces sean siempre escuchadas y tenidas en cuenta con el mismo valor que cualquier otra voz (que no sólo lo sean cada cuatro años para que los políticos puedan formular falsas promesas que no piensan cumplir).

Esta lucha no va a ser fácil porque hay enormes intereses en juego que no están dispuestos a quedarse quietos y no dudaran en usar todo el potencial que tienen a su disposición (medios de comunicación, represión,...) para evitar que los verdaderos dueños del poder (nosotros, las personas) nos hagamos con él.


Una vez asumido este reto, es el momento de poner esos puntos de unión de manifiesto.


Algo en lo que rápidamente todos nos ponemos de acuerdo es en la urgente necesidad de acabar con la usura y la especulación (cada uno lo llama como quiere: economía financiera, banca privada, sociedad del crédito,...) que permite una distribución de la riqueza hacia arriba y que provoca la muerte de millones de seres humanos cada año a través del hambre, la pobreza y las guerras. En este punto, encontramos imprescindible la supresión de las entidades internacionales que patrocinan este tipo de prácticas y fomentan deliberadamente la desigualdad: debemos acabar con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio. Estas Instituciones son instrumentos al servicio del capital cuya única finalidad es someter a los pueblos y explotarlos sin límite.

No se puede permitir que la alimentación, la salud, la educación, la verdadera cultura y otras cuestiones vitales, estén en manos de unos pocos especuladores que sólo buscan el beneficio personal y no tienen reparos en condenar a muerte a millones de personas (muertes mayoritariamente evitables) por un puñado de dinero.

Siguiendo en esta línea, otro paso en que la mayoría coincidimos es en acabar con el sometimiento a la banca privada en el que estamos inmersos. La total falta de escrúpulos de estas entidades y su absoluto poder de influencia sobre la casta política las ha convertido en las auténticas organizaciones de poder, sólo hay que ver lo rápido que hemos acudido todos para darles todo lo que necesiten y a cambio nos han pagado con desahucios y embargos. Por no hablar de las inversiones que hacen en nuestro nombre en negocios fraudulentos o en negocios que directamente engendran muerte y destrucción.

Sé que en este punto hay división de opiniones y una amplia gama de opciones que van desde la abolición del dinero hasta la implementación de tasas y aranceles que graven las operaciones financieras, pasando por la creación de una verdadera banca pública. Lo importante, en mi opinión es poner freno a la desmesura del sistema actual y en eso hay que centrarse, tiempo habrá para decidir cual es la opción que nos beneficia más como seres humanos viviendo en sociedad.


Otra cuestión en la que existe un gran acuerdo es en la imprescindible desmilitarización mundial. Hemos llegado a un nivel en que cualquier disputa se dirime con la ley del más fuerte (que a día de hoy todos sabemos quién es) y en el que el nivel de destrucción es tan alto que no haría falta mucho tiempo para cargarnos el planeta entero a base de bombas y mísiles.

La mayoría de Estados poseen un organismo llamado Ministerio de Defensa cuya finalidad es la ofensa. La ofensa contra los propios ciudadanos del país y contra todos aquellos que sean señalados como enemigos por el poder dominante. La industria de la guerra es uno de los motores más poderosos de la economía actual, hasta tal punto que todas las guerras son alentadas por la misma industria que no distingue entre bandos y aprovisiona por igual a aquel que tenga dinero para pagar. El gasto militar es tan alto y los incentivos económicos tan poderosos que la mayoría de científicos se dedican a este campo de una u otra manera creando un sinfín de artilugios de destrucción que rápidamente son puestos en circulación para probar sus efectos en cualquier parte del planeta. Así, lamentablemente, se puede ver que la mayor expresión intelectual y tecnológica de la especie humana ha quedado reservada para la industria de la muerte. Es evidente que en un mundo de estas características estamos condenados a la destrucción pudiendo dedicar todo ese esfuerzo y sacrificio a la mejora de las condiciones de vida de todos los seres humanos.

Por tanto, se hace indispensable el fin de esta carrera hacia la hecatombe y para ello, el primer paso, debe ser desmantelar el mayor y más impune de los ejércitos: la OTAN. Esta organización tan sólo tiene una misión y no es otra que imponer la visión del mundo que tienen las elites dominantes, encima tienen la desfachatez de ampararse en causas humanitarias para bombardear a seres humanos.

En el caso de España el ejército sólo sirve para poder ejecutar golpes de Estado a conveniencia del poder y para ponerlo a disposición de los Estados Unidos (además de recuperar islotes perdidos como el de Perejil, de vital importancia para la vida de los españoles).


Siguiendo con los puntos de encuentro, también podemos nombrar el terrible drama de la situación del planeta. Independientemente de que seamos devotos fervientes de las tesis del cambio climático o no, resulta innegable que nos encontramos en una situación en que la relación entre el planeta y los que habitamos en él es insostenible. Es imprescindible cambiar el estilo de vida de los países ricos y de los que quieren vivir como dichos países (de nuevo aquí encontramos posturas divergentes pero con un denominador común: el respeto por la naturaleza y la creencia de que así no podemos seguir). Hay que luchar por un estilo de vida más acorde con lo que somos (seres dotados de una supuesta inteligencia) y convertirnos en garantes de la supervivencia del ecosistema global en lugar de ser lo que somos ahora: sus verdugos. Debemos abogar por que todo el esfuerzo que se invierte en construir artefactos para matar y atemorizar, se invierta en encontrar modos de vida y de producción más acordes con la finitud del planeta en el que habitamos.


También es imprescindible dejar claro el rotundo acuerdo existente en la creencia firme de la igualdad de todos los seres humanos y en reconocer que todos tenemos el derecho a vivir con dignidad e incluso el derecho a equivocarnos las veces que haga falta. No es posible seguir viviendo en un mundo en que es aceptada la noción de ciudadanos de primera, segunda e infinitas clases. Todos somos iguales y todos tenemos el derecho intrínseco a decidir por nosotros mismos.


Esto son tan sólo algunos puntos de encuentro entre todos aquellos que día a día nos afirmamos en la posición contraria al sistema dominante actual. Estoy seguro de que entre todos podríamos encontrar infinitud de otras cuestiones por las que luchar juntos. Cada cual puede aportar su granito en el ámbito que decida pero, es imprescindible empezar ya.

A cada minuto somos más los que tenemos la certeza de la inviabilidad de una civilización con las condiciones actuales, debemos ser consecuentes y empezar a actuar.


La decisión es de cada uno de nosotros.

Imprimir

15 comentarios:

Kata dijo...

"Hay que luchar por un estilo de vida más acorde con lo que somos (seres dotados de una supuesta inteligencia)"... ... lo que hay entre parentesis me asusta... pienso nuestra inteligencia es lo que nos hace ser tan egoistas y faltos de escrúpulos...

Pienso que aunque el camino que llevamos es el mismo y esta es la dirección correcta, este no llega a ser apenas el primer paso de un muy largo viaje... Hoy por hoy, pienso, el ser humano como tal no esta preparado siquiera para pensar ser libre. Si miro alrededor, y no hace falta mirar a cargos públicos ni gente de los i-responsables que nos rigen en las altas esferas, solo observando a pie de calle, en el supermercado, en los parques... veo egoismo y avaricia por doquier... seguidos de otros tantos males no menos despreciables, y si miro atrás, hasta principios de la historia no veo nada diferente en la actitud humana. Quizás sí hemos avanzado mucho en inventar comodidades que hagan resbalen ante nosotros las injusticias que nos rodean, pero el ser humano no ha cambiado tanto como para demostrar que es digno de poder siquiera sentir la libertad. Veo, contento y esperanzado, que día a día, vamos evolucionando a pasos de hormiga, dadas las voces que se alzan, hacia un mundo, cuanto menos, capaz de ver lo que pasa a su alrededor, y como dije, creo es el camino que pienso hay que llevar y el que intento llevar, lluchando como todos contra los demonios que me invitan a caer en las tentaciones de este fraudulento sistema, pero, no se si aun estamos preparados para dar tan grades zancadas y saltarnos tantos pequeños pasos, pero tan importantes por su necesidad, que hagan perdamos cientos de razones por las que actuar de manera consecuente.

Diría que la educación es lo primero que habria que cambiar, centrarse en eso, por que lo que detallas en tu magnífica reflexión creo que está a años luz de los humanos que habitamos este presente lleno de mierda hasta los topes... mi optimismo, al cual me aferro cada día para seguir mi lucha personal, me hace ver, que generaciones futuras, si serán capaces de disfrutar los cambios que necesitamos y tu tan bien apuntas, que a mi parecer son perfectos, pero hoy, no veo a la gente preparada para tan inmenso cambio...

En cualquier caso, espero cada cual se mantenga firme y no decaiga en este largo camino, por que la constancia es lo único que hará posible cualquiera de estos avances... que no serán avances del sistema... serán avances en la raza humana, la cual es aun un niño inmaduro y malcriado.


Un abraç i fins divendres, amic!

Raúl dijo...

Hola Kata, comprendo y comparto en gran medida tu preocupación por el egoísmo que rige nuestras vidas.
Creo que la educación es algo fundamental para que los cambios puedan surgir (siempre hablando de la educación no reglada porque no creo que el sistema educativo cambie para ir contra los intereses del poder establecido)puesto que sin ella no es posible el cambio de conciencia necesario.

Hablas de las generaciones futuras con esperanza y eso me anima, sin embargo, yo no estoy seguro de que dispongamos de tanto tiempo por eso mi urgencia por empezar los cambios desde ya. Desde luego que si todos nos ponemos desde ahora a cambiar las cosas desde la educación a la larga se verán los frutos, pero durante ese periodo de tiempo necesario, el modelo predominante perfeccionará todavía más su control sobre las personas, fomentará ese egoísmo del que hablamos y hará más difícil todavía que un cambio significativo se produzca.

En fin, seguramente una combinación de ambas cosas (empezar la luchapara cambiar desde ya y una sólida educación en unos valores más humanos)sea lo único que podamos hacer. Yo por lo menos me siento en la obligación de intentarlo porque no me es posible quedarme parado sin más sintiendo tanto dolor como hay en este mundo.

Un saludo.
Fins divendres.

Paco Santibáñez dijo...

Hola Raul
Me conmueve tu actitud combativa y tu disposición a adoptar iniciativas para hacer frente a la deriva que está tomando nuestro mundo tanto en el ámbito político, como en el económico y, cómo no, en lo que afecta al deterioro progresivo de la naturaleza.
Tal y como ha ido interiorizándose por la mayoría de la población el modo de vida característico de la sociedad de consumo, no me parece una tarea fácil el cambio de mentalidad necesario para replantearse eficazmente el modelo. Y, sin embargo,creo que se está convirtiendo en indispensable. Tal vez la dureza con que la crisis actual está afectando a los más débiles en combinación con la virtualidad que ofrece la red para la difusión de la crítica de los abusos ayude a tomar conciencia de los problemas. Tal vez también la red pueda convertirse, como lo ha hecho en Túnez y en Egipto, en una buena herramienta para canalizar respuestas ciudadanas. Pero insisto en la dificultad del cambio de mentalidad. Desde luego la educación es importante pero, como haces notar, aparte de que no es probable que vaya mayoritariamente en esa dirección, sus efectos son a medio y largo plazo.
Ánimo y un saludo

Raúl dijo...

Hola Paco, desde luego la red (mientras nos dejen) se está convirtiendo en un medio fantástico de fomentar la crítica al sistema y espero que también sea un vehículo de unión poderoso entre los que tenemos algo que decir al respecto que ojalá fuéramos todos.
La educación es fundamental pero yo también creo que no nos podemos permitir el lujo de esperar a que tenga efecto si es que alguna vez se produce un cambio de paradigma.
No nos queda otra que ser combativos porque la alternativa es la sumisión total.
Un saludo.

marcela dijo...

Querido Raúl, desde 2007 sabía dónde nos llevaba la pseudotolerancia.La economía aburre mucho al personal, y es dónde se sabe por dónde van los políticos. Pueden ser todos igual de malos, pero hay que fijarse en las medidas que toman a hurtadillas.
Lástima, que todos mis amigos digan "qué aburrimiento el tema de la crisis" Ocurre que ellos no la sufren, así que hasta lo entiendo, pero lo que se me escapa es que gente valiosa esté en el paro, no tenga ningún futuro y se niege a saber.
Bienvenido a mi blog,un abrazo
Resistir es necesario, saber más.

R.A.F.A.E.L. dijo...

La decisión no está en manos de cada uno de nosotros porque vivimos en un mundo dividido en clases, donde la razón de la fuerza prevalece sobre la fuerza de la razón.

Sólo las mayorías conscientes pueden imponerse a las minorías oligárquicas que han hecho del planeta su feudo particular. ¿Cuál es el gran problema, entonces? Que la alienación masiva sigue siendo el gran cáncer social y con seria amenaza de metástasis.

Podemos ser idealistas, pero con sólo salir a la calle y ver, y mirar, y oír y escuchar nos apercibimos de que la muerte en vida es lo que caracteriza a nuestros pueblos "civilizados".

¿Pesimismo? Tal vez. Pero más bien es realismo. Eso sí, realidad no significa verdad. Esta última es la primera orientada al bien.

Algo queda en el fondo de la Caja de Pandora. No sé si por mucho tiempo más.

Saludos.

Raúl dijo...

Hola Marcela, gracias por la bienvenida. Lo mismo te digo, esta es tu casa. Coincido contigo en lo absurdo que es que la gente no quiera saber porque suceden las cosas que le afectan.
Seguiremos resistiendo y trataremos de estar informados.
Un saludo.

Raúl dijo...

Hola Rafael, la verdad es que la situación invita a ser pesimista como bien dices pero no quiero desistir. Es cierto que mucha gente vive sin tener conciencia de las cosas que suceden, sin embargo, cada día somos más los que de una manera u otra tomamos partido por revertir esta situación.
Si queda algo dentro de la caja no tengo dudas acerca de que acabará saliendo (espero que pronto).
Un saludo.

Anónimo dijo...

Mis aplausos a los comentarios de todos, encuentro especial afinidad con Kata... Saludos y hasta pronto.
Mi Lord

Antonio Aguilera dijo...

Estimado Raúl, después de unos días atrapado por los tentáculos del capitalismo, vuelvo a respirar aire fresco de nuevo (con mucho cuidado de que no venga infestado con aroma a cirio procesional), y me alegro de encontrar esta entrada tuya. Por la similitud con el tema que me ocupa, como es la organización de una concentración en mi pueblo (Priego de Córdoba)para protestar por la "quiebra moral del ssitema capitalista" (el slogan es prestado) ¿Vas a participar en la manifestación del 15 de mayo? Supongo que estarás al tanto de la convocatoria. La web es democraciarealya

Estamos pensando invitar al mundo bloguero para que publique la noticia. Ya circula bastante información -manifiesto, videos muy buenos- por feisbú.

Que tengas descansados días semanasanteros (hay que irse al monte lo menos..)

Raúl dijo...

Hola Antonio, estoy enterado de la convocatoria y espero que tenga un éxito enorme. Tamíén estamos esperanzados con las manifestaciones alternativas del 1 de mayo.
Además el segundo finde semana de mayo se celebra en Madrid un foro social donde se van a debatir diferentes ideas acerca de las respuestas a este sistema que como dices está en quiebra moral.
Un saludo y que consigas descansar estos días.

Wundemar dijo...

Saludos, Raúl. laimprentadefar.blogspot.com migró a cosmogundemaro.blogspot.com

Raúl dijo...

Hola Wundemar (te llamaré así a partir de ahora si lo prefieres) me alegra saber quehas decidido volver a la blogosfera. Me pasaré por tu nueva casa.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Muchas gracias a todos,no os imaginais lo importante k es la labor k estais llevand a cabo,a mi personalmente me esta sirviendo muchisimo y estoy convencido de k a muchos mas jovenes como yo tambien!
gracias de verdad

Raúl dijo...

Hola Anónimo, gracias a tí y atodos los cada día nos concienciamos más y más y aportamos nuestro granito de arena en la lucha por un mundo mejor en el que vivir.
Un saludo.