jueves, 19 de mayo de 2011

INICIANDO EL CAMINO

¿Se puede echar a andar sin conocer el destino final? ¿Podemos iniciar la revolución aunque no todos estemos de acuerdo en el objetivo final? ¿Debemos aguardar a tener una propuesta teórica firme y un plan de acción basado en ella?


Todas estas cuestiones y muchas otras me vienen a la cabeza continuamente desde que tomé conciencia del mundo en que vivo y de las reglas del juego que se le aplican.

Como muchos otros, me siento indignado cuando contemplo el mundo tan desigual del que formo parte, sin embargo, muchas veces esa indignación se convierte en rabia cuando compruebo cómo a mi alrededor son demasiadas las personas que viven ignorando, unos voluntariamente y otros sin tener la más remota idea, el desastre al que estamos abocados.
Escucho, sin dar crédito a lo que oigo, cómo grandes y prominentes políticos e intelectuales de la actualidad afirman que hemos llegado a la cúspide de la evolución de la civilización, que jamás hemos vivido en un sistema tan perfecto como éste y que jamás lo haremos. Afirman que el modelo de democracia representativa (no tan extendido por el mundo como nos quieren hacer ver) y el modelo económico capitalista (éste, por desgracia, mucho más extendido) forman un binomio insuperable que favorece el máximo esplendor de la raza humana (sin ir más allá, diré que para estos tipejos la raza humana sólo se compone de los habitantes del llamado Occidente y las elites locales del resto del planeta). Nos advierten que no hay nada más justo que este sistema que según ellos garantiza el bienestar de la población.
Hasta ahora parecía que la gente creíamos a pies juntillas en estas palabras y que el hecho de que dos terceras partes del planeta vivieran al borde de la muerte era exclusivamente culpa suya por no abrazar este binomio político-económico.

Afortunadamente, los pueblos de España han echado a andar y una creciente ola de indignación con el sistema actual y de solidaridad entre iguales se está propagando por las calles. Han sido necesarias infinitud de leyes y políticas injustas y claramente hechas a la medida del capital para que despertáramos pero por fin ha sucedido. Tras las manifestaciones del pasado domingo, las acciones más o menos organizadas se vienen sucediendo cada vez en más ciudades. Docenas de asambleas improvisadas van surgiendo con la esperanza de dar voz a todos los que tienen algo que aportar y con el objetivo de canalizar y articular toda la rabia y la indignación acumuladas tras años de barbarie capitalista y de medidas contra los seres humanos.

Estas asambleas están empezando a dar sus frutos en forma de propuestas entre las que están:
- Reforma de la ley electoral.
- Implantar la dación en pago.
- Eliminación de los privilegios de la clase política.
- Reparto del trabajo.
- Anulación de la reforma laboral y de las pensiones.
- Servicios públicos de calidad.
- Devolución del dinero regalado a los bancos.
- Control real de la evasión fiscal.
- Abolición de la Ley Sinde.
- Reducción del gasto militar.

Estas y muchas más son las que se están debatiendo ahora mismo en las calles y plazas del país. De momento se trata sólo de ver propuestas y encontrar puntos en común, pero lo que está claro es que se está haciendo más por la democracia en esta última semana que en los últimos veinticinco años.

No obstante, hablando desde mi punto de vista particular, hay un gran objetivo que debe ser tenido en cuenta para lograr esa tan ansiada democracia real: es imprescindible que tarde o temprano nos enfrentemos al reto de dotarnos de una nueva Constitución que garantice esa democracia al servicio de las personas que tantos estamos reclamando. Sólo desmontando la actual Constitución cuya gran finalidad era, y es, mantener intactas las estructuras de poder surgidas y apuntaladas durante la Dictadura, se podrá conseguir garantizar una sociedad justa e igualitaria con el derecho y la obligación de participar en su propia construcción.

Imprimir

13 comentarios:

Paco Santibáñez dijo...

Hola Raúl
Más allá de pequeños matices, comparto los aspectos fundamentales de tu reflexión y suscribo las reivindicaciones básicas que se van perfilando. Supongo que después de esta primera fase estará previsto el intento de integrarlas en un conjunto articulado. Lo creo así porque pienso que se puede hacer con relativa facilidad y se evitaría la imagen, que algunos quieren ofrecer, de que se trata de un conjunto de ideas aisladas fruto de ocurrencias puntuales.
Un saludo

Raúl dijo...

Hola Paco
La verdad es que se hace difícil no estar de acuerdo con las reivindicaciones porque creo que se basan simple y llanamente en el sentido común. Lo cierto es que ese después del que hablas va a ser muy importante para el mantenimiento de esta explosión reivindicativa.
Un saludo.

Arturo dijo...

Yo creo que uno de los puntos mas importantes es la manera en la que todo está sucediendo. Estos dias la Puerta del Sol no parece Madrid, todo el mundo está impresionado, todos hablan entre todos, de todos los temas que podais imaginar, hay debaate, hay critica, hay razonamiento y la gente está super-receptiva.
Hay que mostrar a la gente que está manera en la que están trabajando, asamblearismo-horizontalidad, debe extrapolarse al resto de nuestros ambitos de la vida cotidiana.
Y más haya de las reivindicaciones, continuar en el futuro con las asambleas, ya sea en barrios, institutos, universidades...

Raúl dijo...

Hola Arturo
Ese punto es muy importante, la gente estamos empezando a comprender que todos podemos aportar para solucionar cualquier tipo de cuestión y ojalá como dices el ejemplo de las asambleas se instaure en la vida cotidiana de las personas y se aplique en todos los ámbitos.
Un saludo.

Mi Lord Ricardo dijo...

:-)

Mi Lord Ricardo dijo...

¿Se puede echar a andar sin conocer el destino final? ¿Podemos iniciar la revolución aunque no todos estemos de acuerdo en el objetivo final? ¿Debemos aguardar a tener una propuesta teórica firme y un plan de acción basado en ella?

Me limitaré a responder estas preguntas, que aunque parecen difícil de responder, en realidad son bastante sencillas (en mi opinión)…

Si, conocer el destino final es imposible, lo que hoy sería bueno para todos, mañana resulta que no lo es, lo que hoy es malo, mañana vuelve a ser bueno ¿cómo saber que será lo mejor mañana y actuar hoy, aunque hoy sea malo?

Si, si podemos iniciar una revolución aunque no estemos de acuerdo en el objetivo final, pero dice un dicho que nadie sabe para quién trabaja, no sé si me explique, habrá millones que como a través de la historia, víctimas de la ignorancia que daña, se dejaran abanderar sin saber porque pelean, o que cambiaran de opinión según su falso líder cambie. Se puede iniciar, pero no sabemos cómo estará la situación a medio camino, si a medio camino cambiemos de opinión ante una nueva realidad, se puede iniciar con objetivos finales diferentes, pero como se degeneren las cosas y en consecuencia como terminen…?

No deberíamos esperar una propuesta con planes de acción para empezar, pero… ¿podemos confiar en el mundo entero? No deberíamos esperar, pero solo aquellos que estén lucidos, no en lo que quieren para sí mismos, sino que tengan la sabiduría para saber qué es lo mejor para la humanidad, solo aquellos que estén ciertos para enfrentar diferentes situaciones para no perder de vista el objetivo final, solo aquellos que tengan planes de acción empezaran de verdad.

Todos podemos empezar, pero muy pocos podrán dirigir, debemos ser inteligentes, para por lo menos, no apoyar falsos lideres ni causas falsas, debemos ser inteligentes para saber que ha de cambiar y que sería bueno no tratar de reinventar.

La igualdad es una de esas cosas que mucha gente dice desear y por la cual está dispuesta a pelear, es también asunto que los gobiernos se empeñan en decir que trabajan por ello e incluso ven avances, pero la realidad es que la igualdad es un absurdo e infantil y hasta ignorante asunto que pelear.

Bueno, creo que hasta me enrede un poco, pero en fin, es mi opinión… saludos.

jotake dijo...

hola que tal?pienso que el verdadero problema es que estos politicos han utilizado la constitucion como ellos la han querido interpretar(a lo mismo que los talibanes interpretan la religion a su manera)porque en esta asambleas se esta debatiendo cosas que ya existen en la constitucion,el verdadero problema es que hay articulos que los politicos se las pasan por donde quieren, bueno quiero decirte que me he instalado en tu blog como seguidor anoche pudimos conocernos en la manifestacion intercambiamos nuestros blogs te dejo otra vez la direccion del mio y consideralo como tuyo tambien ...un abrazo

http://wwwelsilenciodeloscorderos.blogspot.com/

Miguel Ángel Conejos Montalar dijo...

El cambio de la Constitución es primordial. Si estas protestas sirven, sólo para eso, serán un triunfo, por encima de críticas y de pescadores en río revuelto.
Nunca he creído en las casualidades, y seguro que alguien, o varios, con un puesto alto en alguno de los cuatro poderes, estan detrás del 15M, sin embargo también creo que en ciudades como la mía, Zaragoza, se les ha ido de las manos. En la plaza hay gente de todos las ideologías políticas, del amplio espectro de la izquierda, además de anarquistas, sindicalistas no mayoritarios. Gente joven, no tan joven, y mayor... todos protestando únicamente contra la dictadura del capital, y revindicando la lucha de la clase obrera.

Raúl dijo...

Hola Mi Lord, yo también soy de la opinión de que se puede iniciar el camino sin tener claro el final.
Muchas veces, es más importante lo que ese camino te aporta que hacia donde pueda llevar y eso es lo que creo que esta ocurriendo ahora mismo con toda la gente que estamos en esta lucha.
Un saludo y un placer contar con tus comentarios.

Raúl dijo...

Hola Jotake, comparto contigo el tema de que los políticos utilizan las leyes a su conveniencia, aunque desde luego no es el único problema.
He hecho una pasadita rápida por tu blog y me he hecho seguidor, en cuanto tenga un poco de tiempo me lo leeré con más atención pero por lo que he visto me parece muy interesante.
Por supuesto tú también estás invitado a participar aquí cuando quieras.
Un saludo.

Raúl dijo...

Hola Miguel Ángel, la reforma es básica porque esta Constitución no es más que la garantía de continuidad de la época anterior, es decir, es la cobertura que necesitaban los poderosos para seguir siéndolo.
Yo también opino como tú sobre las concentraciones y es muy cierto que esto se les ha escapado de las manos y se ha convertido en un verdadero movimiento de protesta contra la dictadura del capital.
Un saludo.

Mi Lord Ricardo dijo...

¡¡CONFIANZA!!...

Te comparto una excelente definición de la Wiki que dice a si…

La confianza es una hipótesis sobre la conducta futura del otro. Es una actitud que concierne el futuro, en la medida en que este futuro depende de la acción de un otro. Es una especie de apuesta que consiste en no inquietarse del no-control del otro y del tiempo.

Laurence Cornu, La confianza en las relaciones pedagógicascolor

No es posible saber a dónde te lleva un nuevo camino, lo que sí se puede ver es que el camino andado hasta ahora ya no llevará a ningún lado. Confíen los unos en los otros, actúen con la certeza de que no se traicionarán a sí mismos, la gente que no confía no logra nada, es la falta de confianza lo que destruye todo intento de unión.

Saludos y gracias por tan grata observación hacia mis comentarios. Muchas gracias.

Raúl dijo...

Hola Mi Lord
Qué difícil se nos hace confiar en el otro cuando desde pequeños nos instruyen en el individualismo y el egoismo.
Toda esta experiencia que estamos viviendo nos está enseñando muchas cosas, entre ellas la confianza en los demás.
Otra de las cosas importantes es el aprender a decidir y actuar por uno mismo y no delegar en el resto.
Un saludo y reitero lo dicho sobre tus comentarios.