miércoles, 15 de diciembre de 2010

ANTE NUESTRA APATÍA


Siguen pasando los días y se siguen sucediendo las decisiones políticas que nos acercan inexorablemente al fin del Estado del Bienestar tal y como ya dijimos anteriormente.
Aprovechando el acaparamiento mediático por parte de controladores aéreos y atletas, prácticamente han pasado desapercibidas una nueva batería de decisiones cuyo único propósito es el de favorecer a las elites económicas.
De nuevo, nuestro gobierno de falsos socialistas, se arrodilla ante el poder del dinero y acata sus deseos apretando un poco más la soga que rodea nuestros cuellos y que estos criminales que presiden las grandes corporaciones nos pusieron hace largo tiempo.

Vuelven a la carga en su proceso de privatización de entidades públicas. Esta vez, lo han hecho con una gran parte de AENA (posiblemente éste sea el origen de los decretazos del gobierno y la respuesta de los controladores) y de las Loterías y Apuestas del Estado a cambio de poco más de 15.000 millones de euros que, por supuesto, irán destinados a pagar esa famosa deuda que las propias elites financieras propiciaron y de la que ahora se siguen beneficiando. Esta privatización significa la renuncia al ingreso anual que daban estas entidades y que pasarán directamente a las arcas de la empresa privada. Esta falta de futuros ingresos llevará a un mayor recorte del gasto social y ambiental que es lo que al parecer es más prescindible en opinión de los "políticos democráticos". Este recorte se observa claramente en la decisión de eliminar la ayuda de 426 euros a los parados sin ninguna otra prestación y que inevitablemente condenará a miles de personas a la indigencia y a la beneficencia (muchas de las organizaciones que se dedican a ello se han convertido en el verdadero sistema de sustento para muchísimas familias españolas).
Uno podría pensar que el aumento de beneficios que el Gobierno facilita a las grandes corporaciones se podría ver compensado con la subida de impuestos a estas mega empresas y a los inmensos salarios que cobran sus directivos. Nada más lejos de la realidad, el único impuesto que sube es el del tabaco (recurso fácil para los políticos que se amparan en el beneficio para la sanidad pública, a pesar de que esta sanidad está cada día más abandonada y abocada a la privatización). Por contra, disminuyen los impuestos de las grandes empresas. Así, se amplía el régimen de libertad de amortización para inversiones nuevas, se las declara exentas del Impuesto sobre Operaciones Societarias, se elimina el pago a las Cámaras de comercio y se suprime la obligación de publicar sus actos en los medios de comunicación (¡esto sí que es transparencia!). Si a estas ventajas fiscales concedidas les añadimos las anteriores decisiones tomadas en torno a los impuestos sobre patrimonio, sociedades y las SICAV (sociedad de inversión de capital variable, que no son más que un método oficial y legal para evadir impuestos y divisas que tienen las elites económicas), no se puede pensar otra cosa que no sea que los verdaderos gobernantes no son los políticos si no los banqueros y grandes magnates. Para ponerle la guinda al pastel añadamos el nulo interés de los gobiernos por terminar de una vez por todas los paraísos fiscales y por grabar las grandes operaciones especulativas.

En España hemos pasado en pocos años de estar en la cresta de la ola a estar totalmente sometidos al yugo neoliberal. Con esta secuencia de acontecimientos es inevitable pensar, sólo hay que ver el paralelismo con otros países, si todo esto no forma parte de una estrategia de largo recorrido bien meditada y destinada a exprimir a una sociedad sin que ésta tenga conciencia de ello.

7 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Yo creo que en tu último párrafo está la clave. Somos una sociedad adormecida, ahora además "alarmada" y los controladores y los dopajes tapan las noticias esenciales para nuestro futuro que es ya para muchos un durísimo presente.
Tendremos que movilizarnos, no crees?
Un beso

Raúl dijo...

Es imprescindible que dejemos de quejarnos amargamente y pasemos a la acción sin complejos. Lo que está claro es que si no hacemos nada esto cada vez irá a peor y cuando queramos reaccionar será demasiado tarde.
Un saludo Ciberculturalia.

Esquirlas de Aire dijo...

No sé qué hará falta para que la gente salga a la calle con la guillotina para poner orden en este jaleo, cortando cuellos de mangantes y gentuza de similar calaña. Visto lo visto albergo escasas esperanzas de que el pueblo soberano se pronuncie más allá de la barra del bar más cercano. No obstante, sigo creyendo en nosotros. Veremos qué pasa.

Raúl dijo...

La verdad es que yo también me lo pregunto muchas Esquirlas de Aire. A día de hoy ya hay muchísima gente al borde del precipicio y sigue sin haber reacción. Eso sí cada uno sólo es responsable de su parcela de respuesta, así que está en las manos de cada uno de nosotros y nosotras.
Un saludo.

Dizdira Zalakain dijo...

Siempre he creído que para lograr una sociedad narcotizada y desorganizada en el sentido de que, paralelamente, se ha fomentado la evasión y el individualismo, ha sido necesario un planificado trabajo de ineducación y manipulación, de tal forma que la sociedad se ha vuelto acrítica e insolidaria. Pero, por otra parte, nos han dado lo suficiente -al menos hasta ahora- para que nos convirtamos en animales de zoológico y no podamos luchar por nuestros derechos. Hemos perdido la capacidad de rebelión.
Todo el mundo se queja, pero si les hablas de medidas concretas te responden que todavía somos unos afortunados porque tenemos un puesto de trabajo. El miedo psicológico paraliza más que un fusil. No sé qué más tiene que pasar para que se produzca un estallido social. En Euskal Herria todavía quedan núcleos eficaces de resistencia como los sindicatos ELA y LAB, pero el gobierno y la patronal -que siempre actúan como un solo cuerpo- se saltan la legalidad negociando convenios con sindicatos minoritarios pero domesticados como UGT y CC.OO. Por otro lado, la prensa capitalista desarrolla todo su poderío para demonizarlos y tergiversar la realidad.
En fin, yo cada vez soy más pesimista.
Saludos.

Raúl dijo...

Tienes mucha razón Dizdira pero no todo el mundo está aletargado. Hay gente que trabaja día a día en pequeñas iniciativas que si bien no van a cambiar el mundo de un día para otro sí que cambian significativamente sus vidas.
Hay que estar siempre en guardia y preparados para la lucha.
Un saludo.

Koan dijo...

"En España hemos pasado en pocos años de estar en la cresta de la ola a estar totalmente sometidos al yugo neoliberal. Con esta secuencia de acontecimientos es inevitable pensar, sólo hay que ver el paralelismo con otros países"

Hace poco escuche un audio en el que señalan que lo que está pasando es que la explotación que estaban haciendo las empresas y gobiernos primermundistas sobre los países tercermundistas, ya no les estaba redituando tan bien como antes, así que ahora empiezan a hacerles sentir a los países del primer mundo, lo que a los países pobres les han estado haciendo desde...¡Siempre!
Por mas que a veces no quiero pensar en teorías de la conspiración y esas cosas, es muy dificil pensar que todo este expolio se da sin una organización y orquestación...Siempre ganan los mismos y siempre pierden los mismos, bueno no...ahora pierden los que antes no perdían, que obviamente no son los poderosos sino los pueblos y países que antes estaban en la cresta de la ola y ahora se ven arrastrados por ella.
Yo veo descontento por todos lados, tristeza, enojo y desesperación, no dudo que algo pase en alguna parte del mundo que desemboque en un movimiento de sublevación mundial...pero honestamente creo que los primeros en saber esto son los gobiernos y empresas represoras dueños del mundo. ¿Y saben que?, creo que se estan preparando, tan solo en mi país se ha triplicado le reclutación de las fuerzas policiales. Hay interesantes teorías que apuntan que eso es lo quieren exactamente los gobiernos (en cooperación con las corporaciones), que la gente se subleve y asi poder ejercer ("con justificacion") la represión correspondiente.
Por lo menos en México, al actual gobierno lo tiene sin total cuidado la cifra de mas de 22,000 muertos y la queja y denuncia de la mayoría de sus habitantes, pareciera en verdad que lo que busca es una intervención de E.U., como ya se ha dejado filtrar en muchos medios.

Saludos

P.D.
Amigo, esta entrada queda excelente en Despierta Libertad, acuerdate que tambien es tu blog y que no solo lo ven gente de México sino de España y mas alla, no nos prives de tus analisis.